El chispazo, enseñado lo enseñado

El aire es conductor, en cualquier momento nos puede dar la corriente y morirnos en el acto. Pero para ello se tienen que alcanzar los 15000 voltios, como hemos podido comprobar con el chispómetro. La red monofásica de nuestra casa tiene unos 220 v, y el plástico de un cable sólo es conductor a partir de los 25000, así que puede vivir seguro.

Hemos enseñado lo enseñado; lo que hemos aprendido durante estos días se lo hemos mostrado a los de industriales, que sobre todo se han quedado boquiabiertos con el chispazo.