Primer día

En una de las mil salas de ordenadores:

Hemos estado la mayor parte de la mañana con un incansable profesor que ha tenido mucha paciencia y también muchas ganas en enseñarnos su día a día. Así mismo, hemos podido observar cómo se trabaja y estudia en estas inmensas instalaciones. Ya sabemos bastante más de lo que se puede aprender en un día rutinario de colegio por lo que esta experiencia seguramente nos aporte mucho y podremos decidir con más seguridad nuestro futuro.

En un principio debería haber realizado con Beatriz un proyecto de ingeniería mecánica y materiales pero debido a problemas familiares del profesor correspondiente finalmente nos han colocado con otro grupo, Pablo y Carla, en ingeniería eléctrica. Tod0 ha ido bastante bien y nos hemos quedado todos sorprendidos con lo que nos han explicado.